webmaster iluminaria
www.cuentoscortos.com.ar
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS ZAPATILLAS ROJAS DE PEDRO
   

¡Pica a Pedro atrás del auto blanco!
¡Pica a Pedro atrás del auto blanco!

Pedro es un genio para las escondidas y yo te juro que si en ese momento no me hubiera acordado que se había puesto las zapatillas rojas, ni en tres días lo descubría.
¡Salí Pedro dale! ¡Te piqué!

La tía Juana nos había prometido chocolatada y tostadas para la merienda.
A las seis de la tarde, en Tandil, la sombra de la sierra ya cubría la mitad de lo que podíamos ver.
Hasta acá el sol, hasta acá la sombra.
De este lado todos los pinos, la casa de Marcelo, el gallinero y los caballos.
Y un poquito más allá el camino y la tranquera abierta esperándonos para merendar en lo de la tía Juana.

Es un domingo glorioso.
Ya habíamos empatado al fútbol y yo me aguanté un patadón de Gustavo sin llorar. Debajo de la media me dolía si me tocaba fuerte y pedí ir al arco para que no se notara que rengueaba.
Y ahora este último triunfo. Picar a Pedro en la escondida.
¡Dale, salí, que estás ahí detrás del auto! ¡Pica Pedro!

Dentro de diez años voy a estar tomando una cerveza y le voy a decir: ¿Te acordás cuando te piqué detrás del auto y te reconocí por las zapatillas rojas?
Y me voy a matar de risa.

¡Vamos chicos que ya está la leche!, grita Juana desde la puerta.
¡Pedro, Gustavo, Pablito, vamos!

Enojado lo voy a buscar a Pedro, mal perdedor, que sigue escondido detrás del auto blanco y ya no queda tiempo.

¡Pica para todos mis compañeros!
¡Pica para todos mis compañeros!
No entiendo, por un segundo no entiendo.
Hasta que Gustavo sale de atrás del auto con las zapatillas rojas de Pedro en los pies y desde el árbol Pedro, descalzo, se ríe y me dice:
¿Que pasa Pablito?, si yo estoy acá.

Un genio Pedro para las escondidas.



Lucio Vischñevsky
 
Se permite su reproducción preferentemente citando al autor.
No se autoriza su reproducción con fines comerciales en
ningún tipo de formato sin autorización escrita del autor
Hecho el depósito que marca la ley 11.723 - R.N.P.I - DNA
 
Este cuento está en el LIBRO 1